BCAA: energía y desarrollo muscular

Los aminoácidos ramificados (BCAA, por sus siglas en inglés) son aminoácidos esenciales cuya estructura molecular contiene varias cadenas laterales unidas a su configuración básica. Que sean esenciales indica que hay que obtenerlos a través de la dieta, ya que el organismo no es capaz de sintetizarlos por sí mismo.

L-leucina, L-isoleucina y L-valina son los tres aminoácidos ramificados. Utilizados previamente al entrenamiento o competición, retrasan la aparición de la fatiga central, lo que permite un trabajo mejor cuantitativa y cualitativamente.

El glucógeno es la forma fundamental de almacenamiento de carbohidratos en los animales; se encuentra tanto en el hígado como en el músculo. En el caso del glucógeno muscular, actúa como una fuente de fácil disposición de unidades de hexosa para la glucólisis dentro del propio músculo. La glucolisis es la vía metabólica encargada de oxidar o fermentar la glucosa y, de este modo, obtener energía para la célula.

En los deportes de larga duración y en aquellos en que se trabaja con gran intensidad sobre uno o varios músculos concretos, los depósitos musculares de glucógeno descienden e, incluso, llegan a desaparecer. En estas situaciones, el organismo empieza a emplear las proteínas musculares, sobre todo aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) para convertirlos en energía. La consiguiente falta de BCAA se traduce en un aumento del tiempo de recuperación muscular y, por tanto, en un descenso del rendimiento del deportista ante el entrenamiento o la competición.

Energía y regeneración celular
Los suplementos de BCAA aportan energía y desarrollo a los músculos, llevándoles materiales de construcción y regenerando las células de las fibras musculares para evitar su degradación. Mejoran la resistencia, rendimiento físico y la regeneración de células en las fibras musculares, en una especie de efecto anabólico natural.

Musculo BCAAEntre sus cualidades contrastadas, están las de ahorrar glucógeno muscular, reducir la desomposición del músculo, aumentar la masa libre de grasa y reducir la percepción de esfuerzo durante el ejercicio.

Asimismo, pueden potenciar la emisión de algunas hormonas anabólicas como la hormona de crecimiento, y han acreditado ser una importante fuente de combustible durante los estados de agotamiento de carbohidratos. A nivel deportivo, estimulan dos de los efectos en el rendimiento deportivo: la producción de energía para el trabajo muscular y el proceso de anabolismo natural en el interior de las células musculares.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aminoácidos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s